La ventanas, elemento muy importante para la seguridad en tu hogar

La ventanas, elemento muy importante para la seguridad en tu hogar

El método de acceso a las viviendas más frecuentemente utilizado por parte de los ladrones, es a través de las ventanas. Especialmente, aquellos que vivimos en plantas de fácil acceso desde el exterior, debemos contar con ventanas que contemplen elementos orientados a mejorar la seguridad. Está demostrado según estadísticas policiales que la mayoría de las veces, si el ladrón no consigue entrar en la casa en cinco minutos, abandona su intento.

¿Qué tipos de ventanas de seguridad existen?

Lo primero que debemos saber, es que no estamos hablando simplemente de un vidrio reforzado, sino de un conjunto del que cada elemento cumple su función de seguridad:

Perfiles: Son todo el marco que cubre la ventana y que puede ir reforzado con acero, además de estar colocados de tal forma que no permiten el fácil paso hacia el herraje.
Herrajes: Es el mecanismo responsable de la apertura de la ventana.
Cierres de Seguridad: En estos cierres de seguridad, el bulón rotativo se introduce en el cerradero de acero, que está atornillado con el refuerzo de acero del marco.
Protección contra perforación. La protección contra perforación de acero, evita el taladro desde el exterior del herraje de la manilla.
Manillas de seguridad. La manilla con botón se acciona con el botón pulsado. También puedes cerrar con llave la manilla con cerradura
Vidrio: El vidrio de seguridad consiste en dos vidrios pegados mediante una lámina altamente resistente (PVB), la cual en caso de rotura del vidrio ayuda a mantener los fragmentos unidos y dificulta así la rotura del vidrio. En función del tipo de vidrio de seguridad, pueden llegar a ser muy resistentes ante cualquier tipo de golpe. En cuanto a las clases de vidrio de seguridad, existen tres tipos de seguridad:

Nivel A: en general, hogares, oficinas, casas de veraneo, etc… Para conseguir el Nivel A, la ventana tiene que resistir el impacto de una bola de acero de 4 kg. tirada hacia la ventana desde una altura de 10 metros.
Nivel B: ideal para hogares de personas con alto riesgo de seguridad, laboratorios de computación, centrales energéticas, cárceles, policía, centros de rehabilitación, clínicas, galerías de arte, museos, joyerías, bancos y cualquier otra situación que requiera seguridad superlativa. Para conseguir este nivel de seguridad la ventana tiene que resistir al menos 70 golpes de 2,5 kg. de un hacha afilada manipulada mecánicamente.
Nivel C: ideal para sitios donde se requieren ventanas a prueba de balas. Para conseguir este nivel de seguridad la ventana tiene que resistir disparos para calibres de 9 mm a magnum 44.

Si quieres mejorar la seguridad en tu hogar, contacta con nuestro equipo profesional y te asesoraremos a elegir el modelo de ventana que mejor se adapte a tus necesidades concretas.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies