Tipos de toldos y sus características específicas

Tipos de toldos y sus características específicas

En EGO disponemos de un amplio catálogo de toldos, tanto para particulares como para comercios y empresas. Hay un tipo de toldo para cada necesidad específica y por eso es recomendable que un equipo experto pueda asesorarte a la hora de elegir la mejor opción para tu proyecto.

Nuestro catálogo abarca distintos modelos de toldos con distintas opciones a tener en cuenta. Podemos englobarlos en las siguientes tipologías con sus características concretas.

Telón 

Este tipo de toldo se suele instalar en domicilios particulares. Es ideal para balcones y entornos muy soleados. Su singular sistema de brazo de 50 cm sujeto a la barra delantera del toldo, permite dos posiciones: extensible al llegar a la altura de la barandilla o bien totalmente vertical a ella.

 

Brazos invisibles

Este tipo de toldo es ideal para instalar en terrazas, balcones, fachadas y establecimientos comerciales. Cuenta con un sistema avanzado tecnológicamente de brazos invisibles, se integra perfectamente en cualquier tipo de terraza y fachada.

 

Brazos invisibles con cofre

Es un modelo de toldo apto para terrazas, grandes balcones y establecimientos comerciales. Un toldo de líneas suaves y redondeadas que destaca por su capacidad de adaptación en múltiples espacios. Este toldo lleva un sistema cofre por el cual la lona y el sistema quedan perfectamente protegidos cuando el toldo está cerrado.

 

Punto recto

Los todos de tipo punto recto son apropiados para ventanas, balcones y fachadas. En este caso los brazos del toldo están a la vista. Es el modelo más indicado para ser instalado en todo tipo de ventanas. Mediante su sistema de abatimiento frontal de los brazos y su nuevo sistema de tensión progresiva a través de un muelle, evita que la lona se mueva continuamente por efecto del viento. Los brazos cuentan con un sistema de tensión oculto que alarga su vida útil.

Punto recto con cofre

Ideal para ventanas y pequeñas terrazas. Modelo de toldo autoprotegido gracias a un cofre que permite que la lona y el sistema queden resguardados cuando el toldo está cerrado. Así, la vida útil del toldo se alarga. Está equipado con soportes para colocación frontal a techo o interior de reducidas dimensiones que facilitan la instalación en cualquier espacio.

Los brazos tienen un sistema de tensión oculto que optimiza su rendimiento. Este sistema cofre se puede instalar a techo, frontal o entre paredes.

 

Si tienes alguna duda sobre qué tipo de toldo encaja mejor en tu proyecto, consúltanos y buscaremos la solución que mejor se adapte al entorno y las necesidades a cubrir.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies